Emmaus International

cifras clave

Año de creación del primer grupo: 1949
Año de afiliación del primer grupo: 1969

Número de organizaciones miembros y países: 292 organizaciones, 16 países
Miembros a prueba: 14

los Paises
 

 

LOS inicios DE EMAÚS

 

En noviembre de 1949, el Abbé Pierre funda la primera comunidad de Emaús en Neuilly-Plaisance, a las afueras de París. Prácticamente al mismo tiempo surgen iniciativas similares en varios países (Bélgica, Argentina, Japón), sin tener conocimiento de la existencia del Abbé Pierre y de Emaús en Francia, hasta la popularidad mundial que alcanzaron a raíz del llamamiento del Abbé Pierre del 1 de febrero de 1954. A partir de ese momento se ponen en contacto con el Abbé Pierre, al sentirse identificadas con su iniciativa.

En todo el mundo, los grupos de Emaús han surgido casi siempre a iniciativa de un conjunto de personas del país para dar respuesta a las necesidades del contexto local y utilizando los recursos y las capacidades locales; nunca se ha tratado de proyectos impuestos desde fuera.
Datos útiles

 

Secretaría regional:
Emaús Europa
47 avenue de la Résistance
93100 Montreuil
Francia
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
www.emmaus-europe.org
+33 1 41 58 25 70

Delegados de la región de Europa en el Consejo de Administración de Emaús Internacional:
Willi Does (Alemania)
Julia Finer (Suecia)
Michael Heap (Reino Unido)
Maryse Faure (Francia)
Jean-Philippe Légaut (Rumanía)  
Nathalie Martz (Francia)
Keith Tolladay (Reino Unido)
Silvana Nogarole (Italia)
Tobias Petersson (Suecia)
Eduardo Sánchez (España)
Maria Luisa Testori (Italia)
Han Van Beek (Francia)

Los inicios de Emaús en Europa

En 1949, el Abbé Pierre acoge en Neuilly-Plaisance (Francia) al que se convertiría en el primer compañero de Emaús, Georges Legay. Ese mismo año, en Bélgica, un grupo de personas lucha por aliviar la pobreza de la posguerra.

A finales de 1953, la comunidad de Emaús de Neuilly-Plaisance cuenta ya con varios edificios. El llamamiento del Abbé Pierre del 1 de febrero de 1954 supone un impulso extraordinario para el desarrollo de Emaús en Francia y en Europa. Después de Francia y Bélgica, los Países Bajos son el tercer país donde se crea una asociación de Emaús, en 1956, por iniciativa de una pareja de jóvenes que habían pasado unos meses como voluntarios en la comunidad de Neuilly-Plaisance.

En esa época, las comunidades y los grupos de Emaús se crean sobre todo a raíz de las conferencias que da el Abbé Pierre. En Suiza, Marcel Farine y su esposa conocen al Abbé Pierre en 1956 después de su conferencia en Berna y, dos días después, organizan una primera iniciativa de ayuda de emergencia. En 1959, tras la conferencia del Abbé Pierre en Lund (Suecia), se crea la asociación Svalorna (“Golondrinas”), que envía a jóvenes voluntarios a la India para trabajar en barrios marginales y zonas rurales. En seguida, esta iniciativa sueca recibe apoyo de Finlandia, donde en 1964 se crea una asociación llamada también Golondrinas, al igual que en Noruega, en 1960, y en Dinamarca, en 1963.

Desde los orígenes de Emaús, muy a menudo los grupos se van creando por iniciativa de personas que habían conocido otros grupos, sobre todo jóvenes voluntarios. Así, el primer grupo de Alemania se funda en Colonia en 1959 tras varios contactos con grupos de Emaús belgas. En 1962, al volver de una estancia de varios meses en distintas comunidades francesas, un joven voluntario abre en Verona la primera comunidad de Emaús de Italia. Los impulsores de Emaús en España son un grupo de jóvenes españoles que habían participado en el campo internacional de trabajo de Emaús organizado en Bilbao en 1970 por varias comunidades francesas. Un empresario inglés, marcado por su estancia como voluntario en Neuilly-Plaisance en los años 1960, crea en Cambridge la primera comunidad de Emaús del Reino Unido, en 1992. En Portugal, Emaús se pone en marcha en 1983 tras las múltiples conferencias de un antiguo responsable de una comunidad de Emaús de Francia.

Con la caída del Muro de Berlín, a finales de 1989, y los consiguientes cambios políticos, Emaús surge también en Europa del Este. En Tallin (Estonia), a raíz de los contactos y la ayuda enviada por Emaús Helsinki a un grupo de cristianos implicados en la acción social, se crea un grupo de Emaús en 1990, nada más producirse el cambio político, que al final no se unirá el movimiento Emaús.

Tras estallar la guerra civil en Yugoslavia, en 1992, varias comunidades de Emaús de Francia e Italia empiezan a enviar convoyes humanitarios. Esta colaboración es el germen de la creación de un grupo de Emaús en Bosnia-Herzegovina, al terminar la guerra. En Rumanía, la asociación francesa Coup de Main (que más tarde se unió al movimiento Emaús) promueve la puesta en marcha de un proyecto del estilo de Emaús a partir de 1995. En Polonia, en 1996 se crea una comunidad de acogida y trabajo de Emaús para personas con discapacidad mental, a raíz de los contactos con Emaús Internacional y Emaús Colonia.

Albania es el último país de Europa en incorporarse al movimiento Emaús, con una asociación, actualmente en periodo de prueba, que se dedica a la recogida y el reciclaje de residuos desde 2008, principalmente con la minoría gitana.