Emmaus International

cifras clave

Año de creación del primer grupo: 1950
Año de afiliación del primer grupo: 1971

Número de organizaciones miembros y países:
7 organizaciones, 4 países

Miembros a prueba: 2

los paises
 

 

LOS inicios DE EMAÚS

 

En noviembre de 1949, el Abbé Pierre funda la primera comunidad de Emaús en Neuilly-Plaisance, a las afueras de París. Prácticamente al mismo tiempo surgen iniciativas similares en varios países (Bélgica, Argentina, Japón), sin tener conocimiento de la existencia del Abbé Pierre y de Emaús en Francia, hasta la popularidad mundial que alcanzaron a raíz del llamamiento del Abbé Pierre del 1 de febrero de 1954. A partir de ese momento se ponen en contacto con el Abbé Pierre, al sentirse identificadas con su iniciativa.

En todo el mundo, los grupos de Emaús han surgido casi siempre a iniciativa de un conjunto de personas del país para dar respuesta a las necesidades del contexto local y utilizando los recursos y las capacidades locales; nunca se ha tratado de proyectos impuestos desde fuera.

Datos útiles

 

Secretaría regional:
Emmaus Asia
Door no.43, Fifth cross street,
Health Employees Colony,
Nainarmandapam,
PONDICHERRY 605 004
(India)
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
+ 91 94426 17266

Delegados de la región de Asia en el Consejo de Administración de Emaús Internacional:
Selva Alexander (India)
Josephine Martine (India)
Hélène Sayad (Líbano)
Moon Sharma (India)

Los inicios de Emaús en Asia

Emaús surge en Asia en los años 1950, de dos modos: en unos países a través de iniciativas locales y de sacerdotes misioneros y, en otros, a raíz de visitas del Abbé Pierre.

En Japón, Indonesia y Corea del Sur, las asociaciones que se incorporan al movimiento Emaús surgen de ese primer modo. El primer grupo de Emaús de Asia nace en 1950 en Tokio (Japón). Se trata de una iniciativa puramente japonesa: un empresario llamado Ozawa, arruinado por la Segunda Guerra Mundial, junto con Toro Matsui y Satoko Kitahara, una joven de familia acomodada, crean Arino-Kai (“La ciudad de las hormigas”), un grupo de traperos que no solo sufren la pobreza, sino también el deshonor. En 1955, siguiendo los consejos de sus superiores, el misionero francés Robert Vallade acude a compartir la vida de esta comunidad y decide crear otra en Kobe, llamada Gyoko-Kai (“Luz de la mañana”). En 1956 pide ayuda a la comunidad de Emaús de Neuilly-Plaisance (Francia), que envía dinero “no para repartir sopa, sino para trabajar”. A iniciativa de Robert Vallade se crean varias comunidades de Emaús más en Japón, al principio ayudadas por comunidades de Emaús francesas, italianas y danesas.

En 1961, en Indonesia, Anton Van Dam, un misionero holandés que ayuda a los pobres en Medan, en la isla de Sumatra, pide ayuda a la comunidad itinerante de Emaús para comprar una clínica móvil. Más tarde conoce al Abbé Pierre y crea un centro social, que se financia en parte con la recuperación de papel y botellas procedentes de buques que hacen escala en el puerto. En 1999 se afilia a Emaús Internacional Yayasan Penghibur, de la isla de Java, que ya colaboraba con Emaús Helsinki.

En Corea del Sur, un sacerdote coreano de la Juventud Obrera Cristiana conoce Emaús por medio de un periódico japonés. En 1957 ocupa unos terrenos para crear una primera comunidad, en la que se acoge a niños y adolescentes huérfanos de guerra. Se trata de la comunidad de traperos más joven del mundo.

En la India y en el Líbano, Emaús surge, como casi siempre, a iniciativa de gente del país, pero en estos casos a raíz de las conferencias impartidas por el Abbé Pierre. El Abbé Pierre visita por primera vez la India entre finales de diciembre de 1958 y enero de 1959, invitado para intervenir como ponente en el congreso de la federación de universidades católicas de la India. En ese viaje conoce al primer ministro Nehru, quien expresa un mensaje de apoyo a los voluntarios de Emaús, jóvenes extranjeros que trabajan en los barrios marginales y en las zonas rurales. Poco después, el grupo de las Golondrinas de Suecia (miembro de Emaús Internacional) crea la organización Swallows in India (“Golondrinas en la India”).

De camino a la India, el Abbé Pierre hace escala en Beirut (Líbano), donde ofrece varias conferencias. En la escala del viaje de vuelta, unas semanas después, recibe la sorpresa de que un cristiano maronita, un musulmán chií y un druso han fundado una comunidad de Emaús, a la que han llamado “El oasis de la esperanza”, que vive de la recuperación de residuos y la fabricación de un combustible artesanal.

En Bangladesh, Emaús surge a raíz de una ayuda de emergencia enviada para las víctimas de una masacre de civiles durante la guerra de liberación del Pakistán Oriental, en 1971. Las Golondrinas de Suecia visitan la zona y piden ayuda económica a Emaús Internacional, que se había creado unos meses antes. Una vez pasada la situación de emergencia se crean unos talleres de tejeduría y tinte para ofrecer un medio de subsistencia a las viudas de las víctimas. Unos treinta años después, el grupo Thanapara Swallows se afilia a Emaús Internacional.

Kudumbam, F.H.F. y Tara Projects (India) son las tres últimas organizaciones asiáticas en afiliarse a Emaús Internacional, en 2004.