“¡Con este despertar de la conciencia colombiana frente a nuestro gobierno, estamos en modo resistencia!”

“¡Con este despertar de la conciencia colombiana frente a nuestro gobierno, estamos en modo resistencia!”

Desde el pasado 28 de abril, una ola de contestación se ha apoderado de Colombia. Tras el contundente rechazo de su reforma fiscal que afectará sin duda alguna a la población más pobre, ahora es la política entera del gobierno de Iván Duque la que suscita enérgicas protestas. El 19 de mayo, la ciudad portuaria de Buenaventura fue testigo de las represiones policiales. David Sinza, miembro de Emaús Buenaventura, nos habla de esta crisis sin precedentes que atraviesa su país y su ciudad.

 «El Paro Nacional en Colombia nació en un principio como una protesta ante una reforma tributaria donde se le iban a subir los impuestos a la canasta familiar, afectando así a las personas de estratos medios y bajos, sobre todo a esas comunidades que vienen enfrentándose a la pobreza extrema históricamente, hoy multiplicada por la pandemia del Covid-19. La dignidad salió a relucir luego que el Ministro de Hacienda Alberto Carrasquilla diera declaraciones erradas del valor de los huevos dentro del mercado. Esto terminó siendo el detonante de ‘El Paro’, que iba a durar solo el día 28 de abril y que continúa hoy día. En este momento llevamos 23 días de manifestaciones pacíficas, con una represión brutal por parte del Estado, que ha dejado a la fecha más de 40 muertos en los enfrentamientos. ¡Con este despertar de la conciencia colombiana frente a nuestro gobierno, estamos en modo resistencia!»

Buenaventura, una ciudad estratégica para el presidente Iván Duque

«El día de ayer llegó a Buenaventura el Escuadrón Móvil Antidisturbios de la Policía Nacional (ESMAD) para cumplir con la nueva orden del Presidente Iván Duque de despejar las vías a toda costa, violando unos acuerdos  establecidos y obligando a las comunidades a resistir para que los diálogos con el comité de Paro Nacional lleguen a buen término. Cabe resaltar que Buenaventura es una ciudad ubicada estratégicamente para el transporte de mercancías, lo cual hace más importante que estas vías sean despejadas, pasando por encima de las protestas pacíficas que se venían llevando a cabo. La ciudad atraviesa ahora un momento crítico, pues los actos vandálicos se han apoderado de ella, afectando aún más el comercio y agudizando la escasez de alimentos en toda la ciudad».

Copyright : David Sinza